Lo próximo de IA y vending de cara al futuro

En general, como los clientes no se esperan una respuesta de una máquina, cualquier reacción que mejore la experiencia de usuario, ya sorprende y, además, normalmente, de forma positiva. Con lo cual, la evolución y el camino por recorrer es muy largo.

Al final, e intentando simplificar, lo que el cliente quiere es que se le escuche y obtenga una respuesta a incidencias sufridas o a sus inquietudes. Este es un primer paso que no necesariamente requiere gran carga de inteligencia artificial y qué ya es un gran paso.

Una vez conseguido esto, la respuesta, por supuesto, puede ser mucho más compleja y humanizada contestando de la forma más precisa posible, que se asemeje a una respuesta humana. Esto, junto con una experiencia visual atractiva y sobre todo, usable, sería el inicio de un servicio correcto de cara al usuario.

El segundo paso se basa en el poder de los datos. Aún queda una tarea pendiente y es aprovechar al máximo el big data: que esos datos que tienen se puedan tratar para repercutirlos sobre el cliente y para ello, compañías como Orain ofrecen una herramienta para que ese trabajo sea sencillo de entender y aplicar y vean aumentar sus resultados.

La Inteligencia Artificial aplicada a las máquinas de vending puede ofrecer grandes beneficios a la hora de generar experiencia de cliente, realizar upselling o crosselling y optimizar las operaciones. Gracias a la Inteligencia Artificial, es posible trabajar tanto en mantenimiento predictivo, como estrategias de supply chain y logística.

El vending en el futuro debe ser:

  • FÁCIL, para facilitar y acelerar la programación, mantenimiento e interacción y ofrecer una mejor rentabilidad.
  • ABIERTO AL FUTURO, para adaptarse a los requisitos del mañana e integrar aplicaciones para mejorar la experiencia del consumidor. Y es que, el vending no es impermeable a los avances tecnológicos de la sociedad en general.

Se comprueba en el hecho de los grandes avances en los sistemas de pago, máquinas y sistemas de gestión que ha sido exponencial en los últimos años y que se están basando en tecnologías ampliamente utilizadas por los usuarios en otros ámbitos.